COMUNIDAD DE CAMPOALEGRE DIJO NO A TAMAS

0
638

Los líderes campesinos de Campoalegre denuncian que la resolución de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM), que archivó la petición ambiental para la construcción de la microcentral eléctrica, no sirve de nada si las autoridades ambientales del país aprueban su realización.

Con pancartas y banderas, la comunidad marchó exigiendo protección del medio ambiente y unión para evitar que el Ministerio de Ambiente le otorgue a Inconsul la licencia que requiere para intervenir el río más importante de los municipios de Campoalegre y Algeciras.
IMG_20141120_092957
Cultivadores de arroz y algodón anuncian que una comisión de campesinos agrarios y comunitarios viajará a Bogotá para radicar documentos en el que solicitan al gobierno del presidente Juan Manuel Santos que no permita la ejecución de este tipo de proyectos, que no otorga ningún tipo de beneficios a los habitantes de esta zona.

Martín Vargas, líder cívico, destacó la participación de la comunidad en esta marcha, que terminó en el parque central de Campoalegre y sostuvo que el poder económico podría terminar beneficiando a los empresarios. “Esta obra sólo traería pobreza, desgracia y daños ambientales a Campoalegre y el centro del Huila. Quiero invitar a toda la comunidad para que nos unamos para proteger el Rioneiva”, indicó.

Pronunciamiento del Ministerio de Medio Ambiente
El Ministerio del Medio Ambiente le confirmó a la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM) que el sector de Vilaco Bajo, entre los municipios de Campoalegre y Algeciras, es una reserva forestal nacional, por lo que no se puede dar licencia para la construcción de proyectos hidroeléctricos. La petición la había hecho la CAM al Ministerio dentro del proceso de solicitud de licencia para la construcción de la hidroeléctrica Tamas, a cargo de la compañía Inconsult, responsables del proyecto. En el estudio que estaba realizando la corporación requería de un concepto sobre si el sitio donde se estaba solicitando la licencia tenía reserva por parte del Ministerio del Medio Ambiente, lo cual le fue exigido a la compañía Inconsult, pero está no lo pudo demostrar. Debido a ello, la CAM acudió al Ministerio, que le confirmó que efectivamente esa zona está protegida como reserva forestal, concepto por el cual la corporación procedió a archivar la solicitud de licencia ambiental para el proyecto de la hidroeléctrico Tamas.