Fiscalía investiga a exgerente del HUN por enriquecimiento ilícito

Para terminar la Torre Materno Infantil y dotarla, hace falta una inversión superior a los 42 mil millones de pesos. La obra que debía estar concluida hace 8 años, aún sigue en el limbo.


 

Jesús Antonio Castro, quien acaba de dejar la gerencia del Hospital Universitario de Neiva luego dos periodos (8 años), asegura que la Torre Materno Infantil es “un problema heredado” y que gracias a él no es “un elefante blanco”.

Su comentario tiene tanto de largo como de ancho. No se puede desconocer que gracias a Castro y el equipo jurídico del HUN se logró que, ante el incumplimiento del contratista, se recuperara una cifra cercana a los 6.400 millones de pesos. Tampoco se puede ignorar el avance de la obra que, aunque no está terminada completamente, hoy una parte ya está en funcionamiento.

Pero tampoco podemos ser tan condescendientes. Castro no logró, pese a los apoyos económicos de la Gobernación del Huila, Hocol y Ecopetrol, terminar en 8 años la Torre Materno Infantil, lo que definitivamente era una prioridad, claro está, sin desconocer que en otros frentes pudo haber realizado una gran función.

Lo cierto es que la Torre Materno Infantil se convirtió en una vergüenza para el Huila, sobre todo porque a estas alturas, cuando las irregularidades y los incumplimientos han sido evidentes, nadie está respondiendo por semejante adefesio. ¿Dónde está la Fiscalía, la Contraloría, la Procuraduría y todas las ‘ías’?
En la actualidad cursa un proceso de responsabilidad civil contra el Consorcio Lopesan Fronpeca, -a los que el poco célebre gobernador Luis Jorge Pajarito Sánchez les adjudicó el contrato- un proceso que como van las cosas y conociendo la agilidad de nuestra justicia, va camino a la preclusión. De lo sucedido han salido centenares de quejas, algunas de las cuales han terminado en investigaciones que, como suele suceder, terminan archivadas.

También se pudo establecer que la Fiscalía adelanta una investigación contra el médico Jesús Antonio Castro como presunto responsable del delito de enriquecimiento ilícito, aunque es importante precisar que la indagación no tiene, por el momento, ninguna relación con la contratación o ejecución de la Torre Materno Infantil.

Frente a esta investigación, Castro asegura que ha estado atento a responder todas las preguntas de la Fiscalía, reiterando que su patrimonio y el de su familia son el resultado de más de 30 años de trabajo arduo e ininterrumpido.

Luego de este pálido balance judicial, donde no se ve un solo responsable en este descalabro, pasemos al otro balance que no es menos preocupante. Según Castro, para terminar la Torre Materno Infantil se necesitan unos 25 mil millones de pesos y para dotarla otros 17 mil millones más, es decir aún faltan 42 mil millones. Y sin el ánimo de echarle leña al fuego, les cuento que a la fecha se han invertido en la polémica obra 43.500 millones. La elemental nos revela que la Torre Materno Infantil le costará al Huila más de 85 mil millones de pesos.

Pero preocupémonos por lo inmediato. La Torre Materno Infantil es la esperanza para salvar a muchos huilenses cuando se disparen los casos de Covid-19. Allí se calculó instalar un significativo número de camas para atender a pacientes que resulten positivos y cuyo grado de afectación requiera hospitalización. Y aunque Castro antes de irse dijo que dejaba este espacio listo para ser adecuado, Esperanza Sastoque, la nueva gerente, dice que no es posible, denunciando que la edificación no cuenta con la tubería e instalaciones necesarias.

¿Quién tiene la razón? Castro dice que efectivamente se robaron unos tramos de la tubería de cobre. Con documento en mano demostró que él denunció el hecho ante la Fiscalía y asegura que con 260 millones de pesos (lo que vale reponer la tubería hurtada) se puede poner en funcionamiento las instalaciones para pacientes Covid-19. Pero la doctora Sastoque dice que no es así, que la inversión es mayor y que por lo mismo está habilitando pisos del Hospital (la vieja construcción) dejando la Torre Materno Infantil a un lado. ¿Será una pelea política?

Las siguientes son las respuestas del doctor Castro a cada una de las inquietudes:

¿En qué condiciones físicas y contractuales recibió hace 8 años el proyecto Torre Materno Infantil?

En mayo de 2012, recién iniciado el periodo, encontramos el contrato 242 de 2011, suscrito entre el Hospital y el Consorcio ‘Lopesan Fronpeca’ por valor de 23.362 millones de pesos y un plazo de ejecución de 12 meses. Para esa fecha ya había transcurrido la mitad del tiempo y la ejecución apenas rondaba el 15%, según la programación de obra. Se habían ejecutado únicamente las obras de cimentación de la edificación.

¿Durante los 8 años que estuvo en la gerencia, qué obras adelantó en la Torre Materno Infantil?

Con mucho esfuerzo y con el trámite de una multa adelantado en el año 2012 contra el consorcio constructor, y otros procesos de caducidad que finalmente no prosperaron, logramos elevar, al final del plazo pactado, el porcentaje de avance de la obra del 15% al 42%, que incluyo tres meses más, una prórroga otorgada por mi administración, con la única intención que el proyecto no fracasara.

Desafortunadamente el contratista no contaba con el musculo financiero que ofreció y mi administración tuvo que adelantar un proceso de incumplimiento del contrato, lo que permitió recuperar el saldo del anticipo otorgado que afortunadamente no había sido amortizado, más el pago realizado por la aseguradora por el incumplimiento del contrato.

Aun con todas las dificultades, la recuperación de los recursos que logramos con mucho esfuerzo permitió que mediante la suscripción del contrato 335 de 2014, que inicio en enero de 2015, se continuara la ejecución del proyecto. Este contrato tuvo un valor final de 20.386 millones de pesos y se terminó en septiembre de 2017, permitiendo avanzar en forma significativa en el proyecto.
Posteriormente en el año 2018 se invirtieron recursos por valor de $1.229 millones de pesos, lo que, junto con el aporte de las plantas de emergencia por parte de Hocol, permitió la puesta en funcionamiento de los servicios de plan canguro e imagenología en el primer piso de la edificación, en donde inició la operación de un Tomografo de 64 cortes que fue adquirido con aportes de la Gobernación del Huila, en cabeza del doctor Carlos Julio González.

En el año 2019 fue suscrito otro convenio con la Gobernación, donde se destinaron recursos por el orden de 5.700 millones, 5.150 millones de la Gobernación y 550 millones por parte del Hospital para el contrato que actualmente se encuentra en finalización.

¿Qué pasó con el consorcio español que se ganó el contrato?
Mi administración declaro el incumplimiento del contrato 242 de 2011. Se recuperaron los recursos no amortizados del anticipo y conseguimos el pago por parte de la aseguradora por el incumplimiento. Adicionalmente existe una demanda contra el consorcio y la aseguradora por los daños causados a la entidad.

¿Cuánto dinero se logró recuperar (vía aseguradora) con el primer incumplimiento del contratista?
La aseguradora reembolso recursos faltantes de amortización del anticipo del orden de 2.400 millones y realizó un pago por el incumplimiento del 58% del contrato, del orden de 4.000 millones de pesos.

¿La obra estaba proyecta (inicialmente) para ser ejecutada en cuánto tiempo y porqué valor?
El diseño inicial indicaba que el proyecto costaba alrededor de 40.000 millones, pero cuando inicio su ejecución solo se disponía de 23.000 millones, por este motivo el proyecto se dividió en dos etapas presupuestales, pero no funcionales que fueron el origen de los problemas de planificación del proyecto. Los 23.000 millones de la que denominaron primera etapa estaban previstos para ejecutarse en un año.

¿A la fecha cuánto dinero (en total) se ha invertido en el proyecto?
Se han invertido 43.500 millones de pesos, de los cuales el Hospital ha aportado 22.500 (recursos propios) 97% de los cuales se ejecutaron en mi administración.

¿Cuánto falta (dinero y tiempo) para culminar completamente el proyecto y entregarlo al servicio de los huilenses?
Se estima que alrededor de 25.000 millones de pesos para la terminación total de la construcción, la cual podría tardar aproximadamente, entre un año y un año y medio, siempre y cuando se disponga de la totalidad de los recursos.

Terminada la obra física es necesario pensar en la dotación. ¿Cuánto dinero se requiere para este fin?
Se ha estimado que la dotación este del orden de 17.000´.

¿Es verdad que hoy no es posible habilitar camas hospitalarias en la Torre para enfrentar el Covid-19 como lo asegura la nueva gerente?
El primer piso se puede utilizar como expansión para pacientes con Covid-19, ese era parte de nuestra proyección para la atención de la pandemia, para eso estábamos destinando los recursos complementarios que permitieran tener todo a punto, sin embargo, las condiciones actuales del lugar permiten utilizar estos espacios para la atención de los pacientes.

¿Cómo se robaron la tubería de cobre?
En los pisos 2,3 y 5 se detectó, en el mes de febrero, que faltaban tramos de tubería de gases medicinales. La inspección ha arrojado que se hicieron cortes por tramos, como si se hubiese realizado el robo poco a poco. Una situación fortuita, aun cuando se ha contado con la vigilancia en la edificación después del recibo de las obras del contrato 335 de 2014.
En cumplimiento de mis funciones como gerente, realice la denuncia penal por el hurto y se iniciaron los trámites de reclamación ante la aseguradora. Toda la obra está asegurada.

¿A cuánto asciende el robo? (en dinero).
Aproximadamente a 260 millones de pesos.

¿Hay alguna investigación abierta por los presuntos sobrecostos y demoras registradas en este proceso?
A la fecha no conozco de ninguna investigación al respecto, lo que sí es un hecho cierto es que ninguna de las investigaciones que se han realizado en relación con el proyecto han determinado responsabilidad alguna, no habría razones, toda vez que durante mi administración hice todo lo que estuvo a mi alcance para que el proyecto no se detuviera y con los escasos recursos disponibles continuar su ejecución, pero el apoyo nacional fue nulo.

En Pitalito lo catalogan como una persona con un capital económico muy grande. ¿Es eso cierto?
No es cierto. Mi patrimonio corresponde al consolidado de más de 30 años de trabajo, donde se encuentran ingresos de mi actividad privada y de mi ingreso como servidor público.

La Fiscalía lo está investigando por un presunto enriquecimiento ilícito, ¿en qué va eso?
Hace días está eso. Hemos venido dando respuesta a la Fiscalía cuándo lo ha requerido.

Escrito Por:

Germán Hernández Vera – Periódista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver tambien

Taxista fue hallado muerto en Neiva

Como Hernando Arturo Pardo López fue identificado el taxista hallado muerto en horas de la…