LA CHOLUPA, LA JOYA DE LA CORONA DE LAS FRUTAS EXÓTICAS QUE SE PRODUCEN EN COLOMBIA

0
40

En medio del boom que las frutas exóticas y frescas locales están teniendo en el mercado internacional, hay un grupo de estos alimentos que son la joya de la corona, tanto para exportaciones, como de manera regional: las pasifloras.

No solo tienen grandes bondades nutricionales que son apetecidas por muchos mercados del mundo, sino que ya hace parte de la dieta nutricional de las personas. Según Agrosavia, en total hay 24.000 hectáreas sembradas con estas frutas, principalmente, en los departamentos del Huila, Antioquia, Meta y Tolima. La región opita es donde está la mayoría sembrada, con 4.600 hectáreas durante 2021.

Aunque la concentración del área sembrada está en esas cuatro regiones, hay pequeños cultivos distribuidos en 24 departamentos y en 422 municipios. Con corte a 2019, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, hoy liderado por Cecilia López, tenía identificados 5.511 productores en actividades agrícolas de pasifloras.

De todas las pasifloras, el maracuyá sigue siendo la fruta más cultivada, en parte, por su aceptación en mercados internacionales. Actualmente, hay más de 20.000 hectáreas sembradas con una producción que, a final de año, podría llegar a 600.000 toneladas.

Solo en Huila, hay un total de 1.476 hectáreas sembradas con maracuyá, equivalentes a 14,9% del área nacional. Sin embargo, no es la pasiflora más exportada, ya que las cifras del Dane con análisis de Procolombia, muestran que, entre enero y julio de 2022, la gulupa fresca sigue siendo la más enviada al exterior, con un crecimiento de 15,5% respecto al mismo periodo del año anterior, con ventas por US$33,7 millones.

Otras de las pasifloras más apetecidas en el extranjero son la granadilla y la curuba, con ventas por US$696.847 y US$27.519, respectivamente.

La cholupa, la pasiflora regional del Huila

Aunque una de las pasifloras que son prioridad en la agenda del MinAgricultura es la cholupa, una fruta autóctona del Huila, que también cuenta con denominación de origen, es un alimento que se quedó para la región y que, según los productores, no ha sido aprovechado.

Por eso un puñado de casi 70 productores están afiliados a la Asociación de Agricultores del Huila Biotec (Agrohuila) para potenciar los cultivos de su región de cholupa y maracuyá.

“La asociación nace por la necesidad que tiene el productor de comercializar la cholupa, una fruta de los opitas, que no se encuentra en otras regiones del país, acá es el único departamento donde se cultiva. Ha sido sembrada de forma tradicional por campesinos que cultivaban maracuyá, y estamos intentando abrir mercado”, dijo Arnaldo Sánchez, asociado a la entidad.

La asociación también ve una necesidad de decirle al gobierno municipal y departamental que existe algo que se está trabajando, que es la cholupa, “y que acá no se le hace mucho uso a ese status, la abandonan muchísimo”, agregó.

Esta pasiflora tiene una mayor resistencia al fusarium, una familia de hongos que ataca los cultivos. Rivera (Huila) es el mayor productor de cholupa, según la entidad, y aunque en otras partes las siembran, solo lo hacen por el patrón para injerto, porque fuera del departamento casi no se conoce.
Ya han enviado semillas al exterior. Durante dos años de existencia exportaron a Ecuador una tonelada para sacar las plántulas del maracuyá. “En zonas donde hay mucho fusarium como en Rivera, que ya no se puede cultivar maracuyá solo, se está trabajando sobre injerto. El patrón es de cholupa, la raíz del tallo, y el cogollo de maracuyá, granadilla o gulupa”, explicaron desde la asociación.

Una de las formas que mayores beneficios trae para el pequeño agricultor en materia de ingresos y comercialización de los productos que siembra es la asociatividad. Cuando varios productores se unen para reunir su cosecha y compartir canales de distribución, se empieza a tener una mayor estabilidad financiera.

La Asociación de Agricultores del Huila Biotec (Agrohuila) es un ejemplo de ello y nació en plena pandemia con la meta de formalizar al campesino local para acceder a salud, riesgos laborales, pensión, entre otros beneficios que las personas no suelen tener en el campo.

José Albeiro González, su presidente y cofundador, contó la importancia de esta asociación para los productores locales y las proyecciones que tienen para llegar a ser una federación de agricultores en más municipios y departamentos.

¿Cómo nació la asociación?

Teníamos un cultivo de cholupa y mi papá lo asistía en Rivera (Huila), y me contaba todas las necesidades para el tema del sector agropecuario, para los agricultores.

Conocí a un agricultor que llevaba sembrando por más de 20 años cholupa, y le dije que me ayudara a contactar todas las personas que conocía para comentarles la idea

En total, llegaron 37 personas y todas estuvieron de acuerdo en crear la asociación, pero aparte de las cooperativas ya conformadas.

¿Cuántos asociados son?

La idea no solo era quedarnos en nuestra asociación, sino proyectarnos a ser una federación de agricultores acá en el departamento. Iniciamos con 37 asociados y tenemos, hoy en día, 72 dentro del grupo. Hay personas de la tercera edad, mujeres cabezas de hogar, jóvenes de 18 a 28 años, discapacitados, también indígenas, desplazados, es una asociación mixta.

¿Qué proyectos tienen?

Estamos trabajando un proyecto con un plan de inversión financiera y técnica para promover la producción y comercialización de los cultivos de maracuyá y cholupa dirigidos a mercados especializados.

El proyecto está para sembrar 15 hectáreas entre cholupa y maracuyá, en un sistema que es semitecho, cada hectárea está alrededor de $90 millones para sacar un cultivo por esa área.

¿Cuánta cholupa producen?

En promedio, se sacan bolsas de arroba y se estiman 1.000 y hasta 1.200 por hectárea, cada una de 12,5 kilogramos. Al año, un cultivo le da a uno tres cosechas, estamos hablando de 3.000 bolsas.

¿Cuál es el sueño de la asociación?

Queremos brindarle un futuro a los campesinos para que tengan los derechos de una persona que trabaja en una empresa o compañía.

Una nueva oportunidad para jóvenes

Uno de los objetivos de la asociación es darle a conocer a los jóvenes de que se puede trabajar el campo y que si se hace de la mejor manera, es una oportunidad laboral digna. “Ya no solo se trata ir a echar machete y pica, sino tecnificar las diferentes formas de producción”, dijo José Albeiro González, presidente y confundador de la Asociación de Agricultores del Huila Biotec.