¿ LLEGAN LOS URABEÑOS A CAMPOALEGRE ?

15
990
ar
ar
Los asesinados fueron encontrados por campesinos de la zona

Con tiros de gracia fueron asesinados Jorge Arango Osorio y Luis Carlos Arango Cuervo, tío y sobrino, quienes salieron de la población de Campoalegre hacía las 2:00 p.m. rumbo a la vereda Bajo Piravante, donde al parecer iban a cerrar un contrato para la siembra de maíz. Al pie de sus cuerpos las autoridades hallaron una nota. Se trataría de limpieza social.

Una llamada telefónica fue la que recibió Jorge Arango Osorio de 47 años de edad y Luis Carlos Arango Cuervo de 31 años para cerrar un contrato para la siembra de maíz. La cita, una carretera destapada en medio de los cultivos de arroz que se siembran en la vereda Bajo Piravante del municipio de Campoalegre en el centro del departamento del Huila.

Luis Carlos Arango
Luis Carlos Arango

Ambos salieron de sus casas ubicadas en el barrio San Isidro Bajo de la población arrocera, sin percatarse que sería la última vez que sus familiares los vieran con vida. A bordo de su motocicleta marca Honda Splendor de placas KRW-79B Jorge Arango, salió con su sobrino Luis Carlos Arango para cumplirle una cita a la muerte.

Sus cuerpos fueron hallados una hora después por moradores de la vereda, con tiros de gracia y heridas con arma blanca, al pie de uno de los cuerpos una nota donde al parecer su muerte obedece a la temerosa limpieza social que viene adelantando las Bandas Criminales y que día antes había generado la zozobra en la población con la aparición de panfletos donde alertaban de iniciar una limpieza social.

“Muerte a los ladrones, Urabeños presentes”, así reza la nota escrita a puño y letra y que fue dejado en el cuerpo que presenta un tiro en la cabeza y en su abdomen enterrado un cuchillo.

“No les dieron tiempo de correr, uno de los cuerpos quedó en la motocicleta”, señaló uno de los habitantes del sector quienes llegaron a la escena del crimen.

Al lugar llegaron unidades de la Policía, Ejército y CTI, quienes realizaron el respectivo levantamiento de los cuerpos siendo trasladados hasta la morgue de la capital arrocera donde los esperaban sus familiares.

Dolor y confusión reinó en el lugar, ya caída la noche una multitud se agolpó a las afueras del anfiteatro, llantos desgarradores y reclamos a la justicia divina se presenciaron en el lugar.

Jorge Arango
Jorge Arango

“A las dos de la tarde recibieron una llamada a la casa, el señor que los llamó les dijo que fueran a cerrar un contrato para la siembra de maíz, ellos trabajan sembrando tabaco, y arroz”, narró Martha Arango, hermana de Jorge.

Numar Arango, padre Luis Carlos y hermano de Jorge, llegó al lugar, la noticia de la muerte de sus familiares la recibió mientras adelantaba las labores del campo a las que a diario se dedica para el sustento de su familia.

Las autoridades adelantan las investigaciones pertinentes para dar con los responsables de este doble crimen que hoy enluta a una familia.