Opinión De Mario Benedicto Parra: La justicia virtual se queda

0
69

Opinión De Mario Benedicto Parra: La justicia virtual se queda  El pasado 13 de junio de 2022, fue sancionada la Ley 2213, disposición que consagra la virtualidad permanente en la administración de justicia. En 30 años de ejercicio profesional he sido testigo del progreso legislativo en los trámites judiciales, primero la escrituralidad, después la oralidad -Ley 1149 de 2007- y actualmente la virtualidad -Decreto 806 de 2020 y Ley 2213 de 2022 derivada para afrontar los desafíos traídos como consecuencia de la Covid-19.

El Decreto Ley 806 de 2020, tendrán aplicación en las jurisdicciones ordinaria, constitucional, contenciosa administrativa y disciplinaria, en la función jurisdiccional que sea ejercida por una autoridad administrativa y en los procesos arbitrales y la virtualidad en las audiencias será la regla general.

En mi opinión las audiencias virtuales son una herramienta importantísima para el desarrollo de los procesos judiciales, creo que han dado muy buen resultado y nos evita desplazamientos innecesarios ya que podemos atender asuntos de cualquier lugar del país sin necesidad de desplazarnos de un sitio a otro, resulta benéfico para todos. Hay que corregir la práctica de pruebas testimoniales y los interrogatorios de parte, puesto que en muchos casos ha sido desastroso por cuanto resulta muy sencillo que los apoderados manipulen los testigos y a la parte interrogada.

De todas formas, la justicia se ha vuelto más expedita, las audiencias virtuales han ayudado a la descongestión judicial, que se traduce en una pronta y recta administración de justicia. Hay procesos en curso, que cuentan más de 20 o 25 años de trámite, sin que lleguen a su fin, hay partes de procesos que fallecieron esperando a que se les hiciera justicia, afortunadamente esto se acabará con la justicia virtual.

La justicia virtual es sin lugar a dudas la mejor herramienta para los usuarios de la administración de justicia, aunque la virtualidad en la justicia tendrá una excepción y es en el ámbito penal donde, si el juez lo considera, algunas audiencias pueden ser presenciales, vale decir que, de manera oficiosa, el juez de conocimiento podrá disponer la práctica presencial de la prueba cuando lo considere necesario y deberá disponerlo así cuando alguna de las partes se lo solicite. ¡Hasta pronto!