Síguenos

Opinion

Opinión De Mario Benedicto Parra: La zancadilla: A las patadas

Opinión De Mario Benedicto Parra: La zancadilla: A las patadas –El funcionario de Migración Colombia que atacó con patada a un viajero en el aeropuerto El Dorado de Bogotá, hecho por demás indignante, me da pie para exponer algunas expresiones idiomáticas relacionadas con los pies o las patas en sentido literal y figurado.

Cuando hablamos de sentido literal o sentido figurado, nos referimos a una manera de interpretar el significado de las palabras, tomándolo al pie de la letra -literal- o buscándole significados ocultos -figurado-.

Patada. Este vocabulario etimológicamente viene del sustantivo “pata” y del sufijo femenino “ada”, que indica acción, resultado y golpe producido.

En el ámbito futbolístico, la patada es lo más común. También hay actividades deportivas en que la patada es una manera de atacar como sucede con las artes marciales en varias de sus disciplinas como el taekwondo, el karate y el kung fu. También es algo común en el embarazo, se dice que el feto está pateando al realizar movimientos de reacomodación.

Cuando una comida causa malestar digestivo, es como una patada al estómago.  “Patadas de ahogado”, dicho popular que significa el esfuerzo desesperado e inútil que realiza una persona como último recurso para salir de algún problema.Lo hago en dos patadas”. esta expresión es utilizada para describir que hemos hecho o vamos a hacer una determinada acción de forma rápida, en poco tiempo, sin mucho esfuerzo: “Armamos el arbolito de Navidad en dos patadas”.

“Lo pateó el sereno” -cuando se bebe alcohol a la intemperie-. “Dar la patada” -traición, sobre todo, en relaciones amorosas-. “Hace las cosas a las patadas” – las cosas mal hechas -. En Campoalegre, mi pueblo, acostumbramos decir: “a la guachapanga”, también, chambonear, machetear de lo lindo. Definitivamente de la improvisación no queda nada.

“Caerle como una patada”. Expresión cuyo sentido literal implica el acto de recibir una patada. Se utiliza para aludir a una sensación negativa obtenida frente a una noticia, una persona o una situación. Por ejemplo: Ayer me presentaron a la suegra y estoy seguro de que le caí como una patada en los riñones.

“Tener los pies bien puestos sobre la tierra”. Le dice una madre a su hijo que es jugador del Atlético Huila: “Mijito, ahora que vuelve a la A, no olvide tener los pies bien puestos sobre la tierra”. Significa ser prudente, humilde y atender razonablemente a las exigencias de la realidad.

“Estirar la pata”. Significa que ha muerto alguien. Cuando una persona muere y se ponen rígidas sus extremidades, se estiran las piernas. “Estar con un pie en la tumba”. Estar agonizando. “Meter la pata”. “Si me hubieras dicho que era tu novia y no tú la abuela, no habría metido la pata”.  Propio de los indiscretos, imprudentes. “Meter las cuatro patas”. Equivocarse mucho.

“Levantarse con el pie izquierdo”. Cuando nada sale bien, tener mala suerte. “Poner de patitas en la calle” -abandonar-. “Estar patas arriba” -cualquier cosa o persona, como la novia que está desarreglada. “Estar en pie de guerra” -estar a punto de iniciar una guerra. “Entender a pie juntilla” -entender exactamente-. “Escribir un pie de página”- escribir en la parte de abajo de la página. “Tener patas de gallo! -tener arrugas-. “Buscarle tres pies al gato” -buscar problemas. “Quedar patitieso” -quedar asombrado-. “Tener una pataleta” -tener un enojo explosivo- “No dar pie a algo” -no permitir algo-. “Andar a pata pelá” -andar descalzo-. “Tener pie de plomo” -ser cuidadoso-. “No dar pie con bola”, -persona incapaz de hacer las cosas de la forma correcta-.

Jesucristo besó los pies de sus discípulos. Tener pie de atleta o tener pie plano. Patecumbia -apodo-. Patear la lonchera – desagradecido-.

De pata derivan pataleo, patalear, que se utilizan como un recurso para defenderse de algo. En el terreno político hay quienes reaccionan a las patadas cuando no admiten otras ideas o ideologías. Así no arreglamos el país, a las patadas, es con diálogo.  A Pedro lo echaron del colegio por patán y Jorge Barón desea “la patadita de buena suerte”. ¡Hasta pronto!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Opinion