Opinión De Mario Benedicto Parra: – ¿Por qué los alcaldes son tan criticados por el pueblo?


Opinión De Mario Benedicto Parra:  ¿Por qué los alcaldes son tan criticados por el pueblo? – Con la perspectiva del tiempo, casi todos los alcaldes de Campoalegre, sean del color político que sean, son duramente criticados por el pueblo, tal vez porque no han hecho las cosas bien o por circunstancias diferentes. Voy con el ejemplo en el que me remonto al principio de la era democrática de alcaldes elegidos por voto popular porque estoy convencido de que, en el caso de Campoalegre, el mejor alcalde que ha regido los destinos de esta localidad es Aldemar Quesada Losada, para mí él hizo un buen trabajo al frente de la alcaldía, llevó a cabo decisiones acertadas y concretas y sin contar con la enorme fuente de recursos económicos que hoy tienen a la mano los mandatarios locales. Obviamente, eran otros tiempos, en los que en los que no existían Tratados de Libre Comercio que llevaran a la ruina y al desempleo al sector arrocero, fuente principal de la economía local y en los que no había tantas responsabilidades administrativas con poco presupuesto, impuestas por el gobierno central.

La buena gestión de su administración, que aún recordamos gratamente, no la hemos vuelto a ver en los alcaldes que le sucedieron, ellos sólo reciben críticas negativas en los medios de comunicación, en las redes sociales y según se dice en las conversaciones familiares o se diga en las calles.

Es raro que los alcaldes tengan el mismo apoyo popular que en tiempos de elecciones; es raro que una vez pasado los seis primeros meses de la luna de miel tengan el mismo respaldo que en campaña política y pasa que una vez elegidos pierden afinación y empatía con el pueblo, ¿será porque les han creado un mal ambiente ante la población que los eligió o porque sus gestiones son regulares o un verdadero fracaso?

Sin embargo, la ciudadanía cree infundadamente que un alcalde en un periodo tan corto logrará solucionar los problemas que aquejan a Campoalegre hace décadas y creen que el municipio superará los problemas que toda la vida han existido.

Es necesario entender que el tiempo de gobierno no es suficiente para lograr los cambios que la ciudadanía espera cuando se está al frente de una administración seria, pero pueden ser determinantes para tomar decisiones encaminadas a que se cumplan con una visión a mediano y largo plazo, es la posición más sincera que veo en la alcaldesa de Campoalegre, Elizabeth Motta Álvarez, porque en ese sentido, tiene la razón.

Los verdaderos resultados de su gobierno probablemente no se vean reflejados en lo que resta de su mandato, pero si se tienen una visión a largo plazo, será más fácil para los próximos alcaldes implementar las políticas públicas estratégicas en búsqueda de un Campoalegre próspero y desarrollado.

También es necesario decir que los alcaldes no deben creer que quienes critican su gestión son sus enemigos -mientras sean constructivas y no destructivas o mal intencionadas como suele suceder comúnmente-. Los alcaldes deben cumplir lo que prometen en campaña y considero que lo prometido por la alcaldesa tiene un alcance de mediano y largo plazo y estoy seguro que la aprobación de su gestión de parte de ciudadanía será en un futuro.

Finalmente, no se dejen confundir, la gente ya no come entero, la gente ahora vive conectada a internet y no se deja manipular tan fácilmente como pasó con el plebiscito por la paz y la consulta popular anticorrupción. Lo cierto es que la revocatoria del mandato en Campoalegre es un verdadero fiasco. ¡Hasta pronto!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver tambien

Mañana viernes Neiva dará a conocer su marca internacional

Londres, New York, Ciudad de México, Madrid, Río de Janeiro, a nivel internacional; Medell…