A orillas del río Magdalena el cacao se vuelve arte con Cacahuarte

0
58

Cacahuarte es una empresa familiar que surgió como un sueño, y hoy logra cultivar y transformar cacao con excelentes características organolépticas, que cautivan a los amantes del chocolate en cada una de sus diferentes presentaciones.

Todo surgió como un sueño familiar liderado por Martha Clara Meneses Vargas, quien consiente de la calidad del cacao cultivado en la zona, se atrevió a emprender y aprovechar ese potencial  para transformar esa materia prima en productos terminados con los que se pudiera acceder al mercado.

El comienzo no fue fácil, pues debían tostar el cacao en hornos convencionales, y descarcarillarlo con la ayuda de un molino y un ventilador, para pasar luego a la molienda y elaboración de las tradicionales bolitas de chocolate, que según cuenta Martha les ocupaba días enteros en el proceso.

Y es ahí donde el apoyo de la Gobernación del Huila, a través del Fondo Concursal de Fomento para la Mujer Rural, aportó para que se lograra una transformación y estandarización de procesos mediante la adquisición de equipos, como la máquina tostadora, la descascarilladora, y el molino para extracción de licor de cacao, uno de los subproductos más valiosos en el procesos de transformación.

“Fue increíble contar con esa maquinaria y equipos, porque nosotros al comienzo nos tocaba a modo ventilador con un proceso totalmente manual, desde la tostión en un horno normal, el descascarilladlo mediante el uso de un ventilador convencional y después pasar a la molienda.  Ahora gracias a los equipos que hemos obtenido logramos un avance y conseguimos agilizar  los procesos en la transformación”, Comenta Martha Clara.

Gracias a este apoyo económico y técnico brindado por la Gobernación del Huila, así como la visión empresarial, hoy producen diversos tipos de chocolate desde el convencional hasta algunos especializados y pensados en consumidores más exigentes. “Nosotros en este momento estamos produciendo chocolate de mesa artesanal con un 70% en cacao, endulzado con panela, y aliñado con clavos, nuez moscada, y canela; así mismo elaboramos chocolate en polvo con un 80% de cacao y un 20% de panela, también producimos almendras achocolatadas, mix de cacao, y almendras de cacao”, relata la emprendedora.

Al igual que el café, se debe adelantar un proceso de sensibilización para que el consumidor logre diferenciar los diferentes tipos de cacao, y cada una de sus virtudes organolépticas, un trabajo en el que también ha venido haciendo énfasis Cacahuarte.

Hemos venido insistiendo desde la parte de la sensibilización dando a conocer los beneficios del cacao al consumidor final, para poder direccionar los procesos de comercialización, porque algunos amantes del chocolate conocen las bondades del cacao, pero otros compran un chocolate de mesa sin saber realmente qué están consumiendo.  Lo interesante es que cuando las personas aprenden a entender los beneficios del cacao, pues esto les ayuda a reconocen el valor agregado  que nosotros le estamos dando al producto”, asegura Martha Clara Meneses.

El sueño de los integrantes de esta empresa familiar es lograr posicionar su producto no solo en los principales mercados nacionales, sino también a mercados internacionales, lo que permitiría el crecimiento de la unidad productiva, aumentando la transformación de materia prima. “Nuestra aspiración es llegar inicialmente a los mercados locales, y desde luego poder conquistar los mercados internacionales, eso sería magnífico” concluye la empresaria.