Alcaldesa de Campoalegre gana segunda batalla

0
717

1466224_620455778014680_1737368046_n

El Juez Segundo Municipal de Campoalegre se abstuvo de imponer medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de la alcaldesa Neyla Triviño Rojas y ocho concejales, investigados por supuestas irregularidades en el proceso contractual con el que pretendieron entregar en concesión el alumbrado público del poblado.

La decisión del juez se dio durante la reanudación de la diligencia que había sido suspendida el pasado 18 de noviembre por solicitud del propio juez, quien había pedido tiempo para valorar las pruebas que sustentaban la solicitud de medida de aseguramiento en centro carcelario que elevó la Fiscalía.

En su momento la Fiscalía 20 Seccional imputó los cargos de interés indebido en la celebración de contratos y prevaricato por acción contra la mandataria, relacionada con las supuestas irregularidades al pretender entregar en concesión el alumbrado público durante 20 años, comprometiendo además vigencias futuras. La Fiscalía dijo que no hubo estudios técnicos, ni financieros ni sociales al momento de pretender comprometer más de 8 mil millones de pesos del presupuesto.

1456642_620455861348005_1197200655_nLo cierto es que el contrato nunca se materializó y por lo mismo jamás se ejecutó, lo que a juicio del juez de control de garantías impide decretar la medida de aseguramiento. Resaltó además que la mandataria y los concejales que le otorgaron las facultades para adelantar el fallido proceso, no son un peligro para la sociedad, como lo señaló la Fiscalía a la hora de solicitar la medida.

La decisión tomada ayer beneficia a la mandataria Neyla Triviño, como a los concejales Henry Castillo Casas, Milton Gerardo Cortés Cuéllar, Henry Cuéllar Almario, Lady Nelcy Lizcano Quintero, Reinaldo Polanía Losada, Ligia Esperanza Quintero Polo, Mercedes Ramírez Montenegro y Hernando Rodríguez Polanía, quienes seguirán investigados en libertad.

Aunque esta decisión fue nuevamente recurrida por la Fiscalía, el juez se mantuvo en su decisión.

Esta es la segunda batalla que gana la mandataria de Campoalegre en menos de un mes. Primero fue la revocatoria del mandato que no pasó en las urnas y ahora este proceso penal. En la Capital Arrocera aseguran que la guerra contra la mandataria es eminentemente política.