ASESINAN A VIGILANTE CAMPOALEGRUNO

5
837
El crimen fue perpetrado en una bodega ubicada entre El Juncal y la vereda Betania de Palermo.

Un joven de 22 años murió al recibir dos impactos de bala en la cabeza. Los hechos ocurrieron anoche en la vereda Betania de Palermo. El joven fallecido era natural de Campoalegre.

Dos impactos de bala acabaron con la vida de un joven identificado Jhoann Alexis Álvarez Casanova; los hechos ocurrieron pasadas las siete de la noche en un campamento de obra localizado entre el centro recreacional El Juncal y la vereda Betania del municipio de Palermo.

Según indicaron testigos el joven llevaba varios días laborando como vigilante en el lugar y al parecer habría sido abordado por delincuentes que probablemente pretendían ingresar al campamento, siendo sorprendidos por el joven que al no contar con herramientas de defensa fue sometido por los delincuentes que le dispararon en dos ocasiones a la altura de la cabeza.

“No sabemos nada. Lo único es que una persona llegó al lugar y lo encontró tirado en el suelo todo ensangrentado. Nadie vio nada más. Sabemos que era un muchacho trabajador, que había llegado a la región con su esposa a vivir”, dijo uno de los habitantes.

Álvarez Casanova, según indicaron familiares y allegados, no tenía enemigos, expresaron su extrañeza por lo ocurrido y solicitaron claridad a las autoridades, pues la muerte del joven es todo un misterio.

“Le quitaron la vida a una persona inocente. Él lo único que hacía era trabajar para ganarse la vida. Todo esto es muy extraño. No sabemos si era que iban a robar”, dijo en medio de lágrimas

Jhoann Alexis Álvarez Casanova. Vigilante asesinado

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron familiares de la víctima quienes provenían del municipio de Campoalegre, lugar en donde anoche había consternación por lo ocurrido, pues era una persona que pertenecía a una familia muy reconocida de ese municipio. Las autoridades indicaron que el joven asesinado trabajaba para una reconocida firma de vigilancia, desde hace varios meses y que había sido asignado cono vigilante de un campamento en el que se guardaban materiales que están siendo utilizados para levantar torres eléctricas en la zona.

Los investigadores policiales indicaron que el cadáver presentaba dos impactos de bala en la cabeza que le destrozaron el cráneo y que murió de manera instantánea. Al parecer el arma de dotación no estaba en el lugar de los hechos.