Cafeteros en el Huila siguen firmes con el paro de agosto

0
567

P1040065
Poco o nada sirvió la visita en días pasados del ministro de Agricultura Francisco Estupiñán, para intentar conjurar el paro cafetero anunciado en el departamento para el próximo 19 de agosto. Las reuniones con los voceros del gremio estuvieron llenas de tensión, agravios, gritos y arengas en contra del alto funcionario, que intentó convencerlos de dejar de lado las vías de hecho. Pero después de todo no se llegó a ninguna conclusión definitiva y todo parece seguir igual. La crisis del sector cafetero tiene un común denominador, la falta de recursos económicos.

Buscaron conciliar
La reunión se realizó en presencia del gobernador del Huila Carlos Mauricio Iriarte Barrios y el ministro de Agricultura Francisco Estupiñán con cientos de familias campesinas que siguen esperando del Gobierno Nacional acciones puntuales para enfrentar las crisis cafeteras que agobia el sector en el departamento. Las mismas se cumplieron en Pitalito y Garzón donde además estuvo presente toda la clase parlamentaria del Huila y el presidente (e) del Banco Agrario, Francisco Solano.

Peticiones claras
Los caficultores demandaron del Ministro cumplir con las promesas frente a lo pactado cuando se levantó el pasado paro, pues según los cultivadores del grano, el Gobierno Nacional no ha cumplido con todos sus compromisos, de lo contrario el gremio campesino confirmará que irán a paro nacional el próximo 19 de agosto, según dijeron sus representantes. Por su parte el Gobernador reclamó de igual manera que los pactos se deben cumplir a cabalidad y destacó que pese a varias situaciones, el Gobierno Nacional viene haciendo importantes esfuerzos para destrabar la actual crisis cafetera, pero igualmente aseguró que es obligación del Estado seguir buscando más alivios financieros para los cultivadores.

P1040056‘Pañitos de agua tibia’
Los cafeteros no le creyeron al ministro Estupiñán quien dijo que el presidente Juan Manuel Santos ha liderado cada uno de los acuerdos firmados en aquella época y destacó que con gran esfuerzo se destinaron 900 mil millones de pesos para compensar los bajos precios de la carga de café. Con algo de cinismo el alto funcionario reconoció que efectivamente se han presentado algunos problemas menores para los desembolsos, pero destacó que ya se han implementado nuevas medidas eficaces para que los recursos lleguen a todos los caficultores. “El Gobierno Nacional nunca se ha hecho a un lado con la realización de las protestas, siempre hemos estado presente con las soluciones y herramientas. La ayuda se traduce en los más de 900 mil millones que se han venido pagando a través del Incentivo al Ingreso Cafetero para más de 300 diez mil caficultores del país. A partir del 12 de agosto, con un esfuerzo de la Federación se va poder pagar directamente la carga de café con un incentivo de 165 mil pesos”, expresó el Ministro.

Muchas inconformidades
El reclamo de los cafeteros se orientó en los siguientes temas: El no cumplimiento del incentivoeconómico a la carga del café especialmente entre los más pequeños cultivadores, el poco respaldo que han recibido del Banagrario para refinanciar deudas, los altos precios de los fertilizantes y especialmente por las políticas de la Federación Nacional de Cafeteros. Por su parte el Banagrario desplazó una brigada para atender de manera individual cada caso de los cafeteros en deuda y al cierre de esta edición todavía se atendían para los diferentes problemas crediticios del sector campesino.