¡Comienza un nuevo Congreso!

0
35

Se instaló el nuevo Congreso de la República que, al mismo tiempo, será el encargado de dar el arranque al gobierno de Gustavo Petro, es decir, el que tendrá en esta primera legislatura del cuatrienio la responsabilidad de sacar adelante proyectos de ley fundamentales para que el presidente electo pueda cumplir sus compromisos de campaña.

Es una labor que, desde la presidencia del Senado y la Cámara de Representantes, en manos de miembros del Pacto Histórico, deberá adelantarse con diligencia, pero con legitimidad, democracia, transparencia y respeto por la oposición e incluso por quienes, desde la amplia coalición de gobierno expresen posiciones o ideas diferentes. Con la bancada mayoritaria en el Senado (20 escaños) y la segunda más grande en la Cámara de Representantes (28 escaños), el Pacto Histórico tiene en sus manos la responsabilidad de propiciar legislativamente las profundas reformas que planteó Gustavo Petro en su campaña y que significaron el mandato de cambio que expresó el pueblo colombiano en las urnas. A su ya importante bancada, el presidente electo logró sumar un número alto de congresistas de los otros partidos, con lo que se puede esperar una legislatura tranquila y prolífica.

El llamamiento al Acuerdo Nacional hecho por Petro logró que esa bancada de gobierno creciera sin mayores traumatismos y, se supone, sin claudicaciones programáticas o acuerdos burocráticos. De confirmarse un gobierno respetuoso del legislativo e independiente de la clase política, haría la combinación necesaria para que esos ambiciosos proyectos sigan el curso debido en un juego limpio que termine beneficiando a todos los colombianos, sin odiosas excepciones.

La gran mayoría de los 17 santandereanos que pertenecen al Congreso instalado ayer estarán con el presidente electo, bien sea porque comulgan con su ideología y programa, o porque son miembros de partidos que se han declarado como de gobierno.

En todo caso, la región espera de nuestros congresistas unidad, trabajo, liderazgo y un denodado esfuerzo por traer al departamento las obras, los programas y las decisiones del alto gobierno que por décadas hemos esperado; por otra parte, como siempre lo hemos hecho, estaremos atentos a resaltar la labor de nuestros congresistas, cuando sea del caso, y a denunciar a quienes violen las leyes o incumplan el mandato que se les entregó en las urnas.