Eln se atribuyó asesinato de policía Campoalegruno

0
897

2ju

La guerrilla del Eln se atribuyó el secuestro y posterior asesinato del patrullero huilense de la Policía, Diego Felipe Gutiérrez Barreiro, ocurrido en Saravena (Arauca) en septiembre de 2013. Los subversivos que lo mataron fueron capturados.

El crimen fue confirmado por el Frente Oriental ‘Manuel Vázquez Castaño’ en un comunicado en la página web de la agrupación subversiva.

En la comunicación, los insurgentes manifiestan que el asesinato ocurrió por las labores de inteligencia que adelantaba el uniformado contra la agrupación guerrillera. “Se ajusticia el 8 de septiembre de 2013 en Barrancones, departamento de Arauca. Este agente de Policía cumplía labores de inteligencia contra el Eln”.

Gutiérrez Barreiro, oriundo del municipio de Campoalegre, al parecer fue sacado con engaños de la Estación de Policía de Saravena el pasado sábado 31 de agosto de 2013, por unas personas con quienes compartió en un establecimiento del barrio Las Flores, de donde varios hombres armados lo introdujeron en un vehículo llevándoselo con rumbo desconocido.

“Unidades del Frente de Guerra Oriental retienen al policía patrullero Diego Felipe Gutiérrez Barreiro. Se le recupera una pistola con cuatro proveedores y 60 tiros 9 mm”, señala el comunicado del Eln.

Cayeron presuntos asesinos

b83cb9522e0fc72ac654583bc54580ed_M
Dos guerrilleros que habrían participado en el asesinato del patrullero Gutiérrez Barreiro, fueron capturados a mediados del mes de junio de 2014.

Se trata de Jalexo Flórez Yaruro, alias ‘Picotón’, y Euliser Gauta Gómez, alias ‘Mango Chupao’’, sorprendidos portando armas de fuego.

Fuentes cercanas al caso manifestaron que un desmovilizado ha dado información que vincularía a los dos insurgentes con la muerte del uniformado huilense. “El desmovilizado dijo quiénes fueron los que participaron e hizo reconocimiento fotográfico”.

Voceros de la Policía en Saravena manifestaron a los medios de comunicación que alias ‘Mango Chupao’’ y alias ‘Picotón’ al parecer se desempeñaban como francotiradores. “Han participado en el asesinato de nuestros policías, militares, así como campesinos y comerciantes”.

Asimismo, se encargaban de realizar actividades de espionaje con fines terroristas.

En el allanamiento a la vivienda donde fueron encontrados, las autoridades hallaron dos pistolas, tres proveedores, treinta cartuchos de 9 mm, dos motocicletas Suzuki GN 125, dos lavadoras nuevas y tres celulares. “La vivienda era utilizada como centro de operaciones y de almacenamiento de munición y víveres”, manifestó el vocero oficial.

Los subversivos fueron dejados a disposición de la Fiscalía 31 Especializada de Saravena de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y DIH.

 

Diego Felipe Gutiérrez Barreiro
Diego Felipe Gutiérrez Barreiro