Esclarecen homicidio de policía campoalegruno

0
1032

1

La Fiscalía presentó como testigo clave en el juicio oral contra Wilson Pillimué Coají a el único patrullero sobreviviente del ataque en el municipio de Saladoblanco tras el atentado contra el comerciante Jesús Antonio Escalante Pino donde en medio de una persecución perdieron la vida el subintendente de la Policía Jorge Eliécer Londoño Agudelo y los patrulleros Diego Alejandro Saavedra Pastrana y Andrés Felipe Villa Londoño. El uniformado señaló e identificó durante la audiencia ha alias ‘Trincho’ como uno de los responsables del crimen.

Durante el segundo día del juicio oral que se adelanta con el Juez Segundo Penal Especializado contra Wilson Pillimué Coají, alias ‘Trincho’ , la Fiscalía presentó a su testigo clave dentro de la investigación el patrullero de la Policía Hernando Alonso Parra, quien fue el único uniformado que sobrevivió a la emboscada donde fallecieron tres de sus compañeros.

Durante su intervención el uniformado de la Policía narró como sucedieron los hechos ocurridos el 12 de marzo, cuando él se encontraba junto al patrullero Andrés Felipe Villa Londoño cuando fueron avisados sobre el atentado contra el comerciante Jesús Antonio Escalante Pino.

“Nosotros estábamos realizando patrullaje con mi compañero Villa, cuando nos informaron del atentado contra el señor Escalante, entonces nos desplazamos hasta el lugar de los hechos, observamos una multitud de personas en una esquina, nos informaron que ya se habían llevado al herido al Hospital, la misma gente nos indicó que los sicarios iban en una moto grande color verde y nos señalaron el camino que habían tomado”, indicó el patrullero Parra.
4

Al mismo lugar de los hechos llegó en una camioneta el subintendente de la Policía Jorge Eliécer Londoño Agudelo junto con el patrullero Diego Alejandro Saavedra Pastrana, en una camioneta, por lo que los cuatro uniformados emprendieron la persecución por la vía hacía el corregimiento La Laguna.

Reconoció a ‘Trincho’

“Yo iba en la moto con Villa, por todo el camino le fuimos preguntado a la gente sobre los motociclistas y nos decían que iban más adelante, como a los ocho minutos observamos a los dos sujetos iban manejando despacio llevan puestos unos ponchos, entonces como yo iba manejando me dispuse a alcanzarlos, pero ellos tomaron ventaja, cuando llegamos nos tenían una emboscada, los dos sujetos estaban en el suelo y uno de ellos estaba en un zanjón, lo pude observar casi que a diez metros, estaba vestido con una camiseta azul, un pantalón jean y botas pantaneras, quien al ver al uniformado de levantó y comenzó a disparar junto a su otro compañero contra los policías”, narró el testigo.

Debido a esto el delegado de la Fiscalía le solicitó al testigo realizar una descripción física del hombre que observó a lo que el patrullero les respondió, “el hombre es moreno, de contextura delgada, cabello negro corto”, por lo cual el ente acusador le preguntó si en la sala de audiencia se encontraba el sujeto que había observador y si era así lo señalará.

El joven patrullero señaló con su mano derecha a Pillimué Coají, quien se encontraba a su costado derecho en el banquillo de la defensa. “Es el señor que se encuentra a mi lado derecho, junto al señor abogado”, señaló Parra.

“A ese señor lo observe y así como nos vio nos comenzó a disparar, por lo que nosotros respondimos y vi que él se lanzó contra la maleza, pero no volví a observar, ya que emprendí la persecución del otro sujeto, quien trató de escapar”, recordó el testigo.

Emboscados

En medio de la emboscada el subintendente Londoño Agudelo llegó junto al patrullero Saavedra y junto con los otros dos patrulleros enfrentaron a los sicarios. El patrullero Hernando Alonso se encontraba a un costado de la vía y observó a un hombre alto y delgado quien realizó varios disparos contra su humanidad los cuales logró esquivar, sin embargo el sujeto emprendió la huida

“Uno de los sujetos resultó herido y cayó al suelo, por lo que mis compañeros se acercaron para verlo ya que pensaban que estaba muerto, justo en ese momento el tipo se levantó comenzó a dispararles, luego me observó y así como se fue levantando me disparaba, yo le respondí con mi arma de dotación, luego me tiré a una zanja y vi que el sujeto se tiró se espalda sobre un morro con maleza que había a un costado de la vía, después no lo volví a ver ya que el pasto lo cubría”, señaló el testigo clave.

Cuando el cruce de disparos se acabó el patrullero Parra, comenzó a llamar a sus compañeros, pero no ninguno le respondió, por lo que salió de la zanja y pidió por radio apoyo, pero fueron momentos de confusión, ya que le realizaban muchas preguntas y el se encontraba aturdido.

El joven testigo muy precavidamente se acercó al morro donde había caído el sujeto y observó que estaba tendido sobre la maleza y tenía sobre su pecho sujeto una pistola.

“Yo me acerqué y vi que el sujeto estaba tirado en la maleza, por precaución le quité el arma que tenía y posteriormente le tomé signos vitales, pero no tenía, luego me di vuelta y vi a mi compañero Villa que estaba en la carretera boca abajo, me le acerqué y lo volteé vi que le salía sangre por las orejas, nariz y boca, trate de reanimarlo pero estaba muerto, revisé si tenía algún celular para llamar a pedir ayuda”, dijo Parra.

Hacía las 06:40 el refuerzo llegó y junto con los otros uniformados comenzaron a buscar los demás patrulleros, “Yo alcance a ver al patrullero Saavedra, que había quedado entre la maleza, entonces corrimos y lo sacamos pero ya estaba muerto y con la cara llena de sangre, en ese momento escuchamos a mi cabo que se quejaba, corriendo me devolví por la camioneta para llevarlo al Hospital”, recordó el testigo.

Encontraron evidencia

3

Luego de llevar al subintendente Londoño Agudelo al Hospital el patrullero Parra se devolvió a las 11:30 de la noche al lugar de los hechos, donde se adelantaba la respectiva inspección de los cadáveres y realizó junto a los demás policías un barrido por el sector buscando al otro sujeto, encontrando colgando de una rama una gorra, y los ponchos que usaron en el atentado contra Escalante.

De igual forma al día siguiente encontraron un rastro de sangre, el cual al parecer pertenecería al del sujeto que logró huir, posteriormente el patrullero sobreviviente fue llevado al municipio de Pitalito a las oficinas de la Sijin de la Policía, para realizar el reconocimiento fotográfico del agresor que huyó del lugar.

“Me pasaron varias planillas con fotos, luego de observar indiqué que era el que correspondía al No. 7, el funcionario del CTI, me dijo que era Wilson Pillimué Coají, alias ‘Trincho'”, narró el testigo.

Finalmente comentó que en cuanto a los motivos del atentado contra el señor Escalante Pino, escuchó los rumores de la gente, quienes indicaban que ” ‘Chucho loco’ como le dicen, había hecho algo y que por eso se las estaban cobrando, que él debía algo, además de que el señor había tenido que ausentarse por un tiempo del pueblo, por esa misma situación”, puntualizó el patrullero Parra.

Cortesia: Ole