La Opinión De Néstor Pérez Gasca: Al Final Del Túnel


La Opinión De Néstor Pérez Gasca: Al Final Del Túnel –   Este es el título de una película argentina en la cual una persona en condición de discapacidad es el protagonista, aunque la obra cinematográfica no está acorde con el contexto de nuestros famoso túneles, si hay una similitud entre el protagonista argentino y el estado de “incapacidad” relativa de aquellos colombianos que celebran con patriotismo el despilfarro de las obras que se suponen son para el “desarrollo” de nuestras vías y de nuestro país.

Nada más perverso que observar de manera resignada como se justifican los sobrecostos que alimentan la gula de los consorcios, contratistas y parientes de algunos políticos, quienes “bienaventurados” y por arte de magia son los que se ganan los contratos, contratos que salen con condiciones ajustadísimas y personalizadas -como cuando se mandan a hacer los anillos para la boda-.

Lo más indecoroso de este asunto es que aparte de los sobrecostos generados por las improvisaciones en los diseños, supervisión y construcción de estos “mega proyectos” criollos, es que a causa de los mismos se han causado irreparables daños ambientales y pérdidas humanas por el actuar negligente y falta de planeación de los ejecutores, sin que hasta la fecha se halla sabido de algún responsable, así lo demuestra la investigación sobre la caída del puente Chirajara en el Meta y ni hablar de la improvisada “investigación” realizada por la junta de EPM, la cual fue totalmente objetada por la reaseguradora,  en donde descubrieron que la causa raíz de la inundación del túnel, fue por escindir del 25% de los tornillos y por lanzarle un concreto con menos resistencia a la represa.

No podría pasar por alto el “magnífico” acontecimiento de esta semana, la inauguración de uno de los 25 túneles de la línea, esta “mega obra” que viene planeándose desde 1913 mediante la Ley 129 (aunque en 1932 se ordenó su construcción) tiene 8,65 kilómetros de extensión unidireccionalmente (dos carriles de uso público hacia un solo sentido), esta obra se licito sin estudios previos, sin evaluación de riesgos geológicos y sin analizar las distintas modalidades contractuales, se adjudicó rápido, al menor precio y  entregándole a los contratistas la totalidad de los recursos, en vez de haberla hecho, pagando solo lo ejecutado. De un presupuesto de 629.000 millones de pesos se pasó a uno de 4.04 billones a precio de hoy 11 años más tarde, faltando bastante. Quien más dinero le invirtió a este “Kraken” de la ingeniera nativa fue el expresidente “subversivo” Santos (aproximadamente 2 billones), lo único claro al final del túnel de la línea es que a la obra le faltan 8,8 km en Tolima, todos de doble calzada y que incluyen 10 túneles cortos y 24 puentes(Vargas Lleras).

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver tambien

Gobernador Del Huila Es Hospitalizado De Urgencia

El gobernador del Huila Luis Enrique Dussan López acaba de ser hospitalizado de urgencias …