La Opinión De Néstor Pérez Gasca: – ¡Buen viaje, Mario Castro!


La Opinión De Néstor Pérez Gasca: – ¡Buen viaje, Mario Castro! Inicia un año con nuevos retos, nuevos objetivos y sobre todo con nuevos acontecimientos que para bien o para mal, van marcando nuestro hoja de ruta en este corto y delicado hilo que es la vida, y si reflexionáramos de los volátil  que es la vida, quizás dedicaríamos menos tiempo para mal gastarlo en odios y rencores insignificantes y más aun cuando en esta efímera vida todo debe ser obligatoriamente conciliable por más insensato que sea el agravio, entendamos que nuestro tránsito fugaz, nos hace tan frágiles y perentorios que mal usufructuar el valioso y corto tiempo sería una afrenta en contra de nosotros mismos como humanidad, si avasallamos nuestra existencia al odio visceral y perpetuo, estamos desaprovechando esos sutiles momentos que gozamos los “homo sapiens” para poder disfrutar y compartir de lo fastuoso que son las interrelaciones con otros seres humanos.

Pasar la página del rencor es uno de los apéndices más complejos, esto podría obedecer a nuestra conducta pueril y ególatra, la cual no disimula el desencanto al intentar ponernos en los harapos ajenos, pues asimila la misma, que intentar ceder un poco a los apegos intrínsecos, sería como aprobar que nos pisoteasen insensatamente, pero no podría estar más equivocado nuestro insensible ego, a pesar de existir un pequeño grupo en nuestro planeta que siente placer con la eliminación  y dolor ajeno, debemos enfocarnos en que en estos momentos es más importante luchar por buscar la felicidad a través de menesteres  que no signifiquen nuestro propio sacrificio, por el contrario, busquemos la esencia de lo que realmente es importante y olvidémonos un poco de lo que “el mercado” de manera fraudulenta nos ha incrustado, no podemos seguir viviendo a través del autoengaño, si bien es cierto que las cosas materiales son importantes para alcanzar algunos fines presuntuosos y sociales, no podemos supeditarnos a intentar actuar de cierta manera para ver felices a los demás con nuestros actos o -modus vivendi- a contrario sensu  estos matices no siempre generan felicidad ajena, lo anterior porque no existe una especie más suspicaz  y llena de envidia como la nuestra, muchas personas no se sienten bien cuando ven alguien triunfando y sintiéndose feliz, por estas razones no deberíamos aumentar esfuerzos en que otros se enterasen de nuestras victorias, ya que celebrar en el anonimato le produce felicidad a quien realmente importa.

La anterior reflexión la hago, teniendo en cuenta la partida prematura de mi gran amigo y Jurista Mario Castro Campos, un gran hombre, académico, compañero, docente y de seguro un gran padre, duele vivir que personas buenas se desvanecen tan fácilmente de nuestra esfera, mientras otras malgastan el preciado oxígeno, así es la vida, por eso hay que vivirla en el momento justo y no posponer lo que realmente nos hace felices. Me hubiera gustado compartir ese último debate acompañado de una fría cerveza, como era de costumbre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver tambien

El Líder Social Gentil Pasos Lizcano Fue Asesinado En Algeciras

  El presidente de la junta de acción comunal de la Vereda El Puente Gentil Pasos Liz…