LAS CURULES QUE SE DISPUTARÁN EN LOS TRIBUNALES

0
599

repesentantes-en-lio-620x270

Por lo menos dos de las cuatro curules a la Cámara por el Huila, alcanzadas el pasado 9 de marzo, son objeto de demandas. Perdedores pretenden demostrar inhabilidad de ganadores para quedarse con los escaños en el Congreso.

Dos de los cuatro representantes electos por el Huila a la Cámara, no han puesto nunca un pie en el Congreso, sin embargo, los simpatizantes de su rivales directos en las pasadas elecciones, buscan que ni si quiera lo den. Flora Perdomo Andrade y Ana María Rincón, tendrán que lidiar durante los próximos meses antes de su posesión, con las demandas con las que pretenden tumbarles la credencial alcanzada a través del voto popular.

No había pasado un día desde que ambas se impusieron en las elecciones del pasado 9 de marzo, como primeras en sus listas, cuando ya los rumores en la calle, hablaban de posibles demandas en contra, por presuntas inhabilidades.

Incluso la curul alcanzada por el cabeza de lista del Centro Democrático, Álvaro Hernán Prada, fue cuestionada, ante un periodo de encargo como gobernador en el que estuvo durante los primeros meses de 2013; lo que dejaba en el limbo esas curules.

Ana María Rincón
Una de las primeras sobre quien se habló de la posible inhabilidad, fue de Ana María Rincón, madre del exdiputado Sergio Younes, que sorprendió a muchos al imponerse sobre Héctor Javier Osorio, gran favorito de las encuestas. La folclorista quien hasta hace dos meses sonaba para ser de nuevo directora del Festival del Bambuco, se convirtió en la primer Representante a la Cámara por el Partido de la U en el Huila, tras alcanzar 19.304 votos, superando por 553 votos a Osorio. Para muchos expertos, su nombre no era favorito para imponerse en la jornada electoral, pues aunque su hijo Sergio Younes murió el pasado 25 de enero, siendo uno de los más opcionados, se consideró que pese a asumir sus banderas, el favoritismo no se heredaría. Finalmente se impuso por apretado margen.

Pero esa no era la única batalla que debía ganarle a Osorio. Horas más tarde se cuestionó que precisamente el haber sido Directora del Festival Municipal del Bambuco durante el año pasado, le generaría una inhabilidad para ejercer y posesionarse como Representante a la Cámara. Dicho cargo, generalmente tiene manejo de recursos públicos, pero además, violaría la norma de no suscribir contratos con el Estado meses previos a la elección.

La demanda ya estaría lista para ser interpuesta por un familiar de Osorio, exrepresentante a la Cámara desde el 2006 a 2010 y exalcalde de Neiva.

Sin embargo, la defensa de la electa congresista ha determinado tener claridad jurídica, toda vez que Sergio Younes cuando estuvo en vida y previo a la inscripción de su candidatura, elevó consultas ante la misma Procuraduría para establecer si su madre y dicho contrato lo inhabilitaría a él, así como a ella. Explicaron que el contrato no tuvo manejo de recursos durante el año pasado, pues dichas funciones fueron asumidas por la secretaria de Cultura Municipal, Carolina Sandino. Otro argumento dado, establece que el contrato no fue firmado entre el Municipio y ella, sino a través del Fondo Mixto de Cultura, ente de economía mixta encargado de administrar los recursos; y que aunque fue proyectado hasta finales de septiembre, Rincón Herrera renunció a él, a mediados de julio, tras asumir como gerente del banco Finandina.

Estos argumentos dejarían sin piso la demanda, aunque serán los tribunales los que lo decidan.

Flora Perdomo
La electa parlamentaria fue otra de las sorpresas para muchos, sobre todo porque su campaña fue una de las última en iniciar y porque hasta el año pasado estaba inhabilitada de por vida para aspirar a cualquier cargo de elección popular. Sin embargo, le ganó una batalla jurídica al propio Consejo de Estado, a través de la Corte Constitucional, que tumbó la sanción y le recobró el derecho a ser elegida. Así las cosas, renunció a su cargo como Secretaria Privada de la Gobernación, y anunció su aspiración a la Cámara. Pese a ser la última en iniciar campaña, y el favoritismo que otros en su lista llevaban, como Consuelo González, actual congresista, quien siempre se mostró como la de mayor opción en las encuestas; terminó finalmente imponiéndose con 24.161 votos, sobre Orlando Beltrán, excongresista quien alcanzó 21.989 respaldos.

Pero fue su designación por cerca de cinco meses como Secretaria Privada, lo que la tiene ahora con una nueva demanda a cuestas. Aunque aún no se conoce de manera oficial el alegato, se cree que seguidores de Beltrán, habrían demandado su credencial. Sin embargo, la congresista electa también tendría tranquilidad jurídica, ya que el cargo que desempeñó septiembre de 2013 cuando renunció, tenía grado de asesor de despacho y no de secretaria, y no tenía en él ningún manejo de recursos públicos, ni tampoco fue encargada como gobernadora, que son las dos inhabilidades posibles.

Álvaro Hernán Prada
Su demanda está en duda, toda vez que quien podría interponerla sería Luis Jairo Ibarra, excongresista, que aceptó y se sometió por el bien del partido y la lista a que Prada fuera cabeza de la lista del Centro Democrático en el Huila.
Sin embargo, a Prada Artunduaga, quien ocupará la primera curul de este movimiento en el Huila, se le cuestiona el hecho de haber sido designado gobernador encargado del Huila entre enero y febrero de 2013. Recordemos que en diciembre de 2012, ante la destitución por parte de la Procuraduría de la gobernadora Cielo González, el departamento entró en proceso de interinidad mientras se elegía nuevo mandatario. Primero se nombró a Luis Guillermo Vélez, superintendente de Sociedades; y posteriormente a Prada, quien trabajaba en la Superintendencia como Secretario Privado de Vélez. Ese periodo en el que estuvo al frente del Departamento, lo inhabilitaría siempre y cuando hubiese sido después de marzo 9 de 2013, sin embargo, el periodo transcurrió casi dos meses previos a esa fecha, razón por la cual no tendría posibilidad alguna de tener efecto alguno la demanda.

Cortesia: Opanoticias