Opinión De Libardo Gómez Sánchez: “La pobreza acelera el calentamiento global”


Opinión De Libardo Gómez Sánchez: “La pobreza acelera el calentamiento global” – Manifestaciones como el de los chalecos amarillos en Francia, los estudiantes en Colombia, los inmigrantes en Centro y norte América y varios países de Europa, abundan en todos los continentes, reclamando la perdida de derechos fundamentales.

Es legítima la protesta de la gente cuando la desigualdad obedece al uso abusivo del poder del Estado para dar privilegios a unos pocos y constreñir los derechos de las mayorías, la diferencia originada en la explotación de unos por otros constituye una injusticia.

A medida que procesos políticos, económicos y sociales profundizan la desigualdad, especialmente entre las naciones, al mismo ritmo avanza la respuesta agresiva de la naturaleza llamando nuestra atención, con fenómenos ya advertidos como el del calentamiento global; los desajustes que presentan las sociedades se manifiestan en la degradación del entorno.

Cuando la ciencia y la tecnología se ponen al servicio del enriquecimiento de unos pocos y no en función de la solución de los problemas de la gente, se afecta el equilibrio de la naturaleza porque se le despoja sin medida, con el animo de maximizar las utilidades de la inversión y no con la intensión suprema de resolver necesidades básicas de las comunidades.

El uso de la energía es inevitable, sin ella ninguna sociedad moderna podría sobrevivir, su aprovechamiento tiene costos económicos y ambientales que se deben sopesar; prescindir de los combustibles fósiles, de la energía nuclear o de la generación mediante hidroeléctricas, en las condiciones de desarrollo de otras fuentes alternativas no es posible aun, y tal vez siga siendo así en el mediano plazo, pero lo que si es evidente es que el uso de cualquiera de estas fuentes únicamente como suministro de riqueza privada, acentúa la destrucción del hábitat.

Intervenir la naturaleza es consustancial a la conservación de la raza humana, lo es desde la producción agrícola; pero esta que es cada vez más consciente, porque es mayor el conocimiento que tenemos de las leyes con las que opera, tendrá que compaginar con un modelo de sociedad racional, que tenga como propósito el bienestar de todos; es evidente que el modelo neoliberal, la fase del capitalismo en que predomina el capital financiero, abandono los atributos progresistas que para la humanidad significo la transición del oscurantismo feudal a la revolución industrial y termino por convertirse en el mayor obstáculo para escalar en nuestro ordenamiento social y en el propósito de mantener una relación armónica con la naturaleza. Nuestra permanencia depende de la solución positiva de esta contradicción, no la resuelve la ciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver tambien

Minga indígena levanta el cierre de la vía luego de compromisos con el gobernador del Huila

Luego de 12 días de bloqueo a la carretera que conduce al sur del Huila sobre el puente Pe…