PREOCUPACION DE ARROCEROS POR EL PRECIO DEL GRANO

0
627

corta arroz
Con suma preocupación los agricultores arroceros vienen observando cómo el precio del grano sube en las tiendas y supermercados al tiempo que su producto de la mata al molino mengua ostensiblemente.

Precisan los cultivadores que para sacar una cosecha de arroz en la parcela, se requieren sustancialmente que haya buena captación de agua para su irrigación, es decir, que los fenómenos climatológicos favorezcan con lluvias moderadas y que no se presenten avalanchas que les ocasionen pérdidas.

Regularmente, agregan los labriegos, los insumos son elevados porque los precios de comercialización nacional e internacional del arroz son favorables para los intermediarios pero no asi para los productores. Cuando el agricultor llega con su cosecha al molino, allí le descuentan en la balanza, por basuroso, contaminado, humedad y le restan muchos kilos y arrobas, según la cantidad, lo que va en detrimento del campesino.

Pese a que el arroz, uno de los productos básicos de la canasta familiar, tiene un costo como materia prima de $917 por kilo, a ese precio le compran al productor, para el consumidor final se ha convertido en un producto de alto costo, con un precio tres veces por encima del valor inicial. O sea en $2.900,oo kilo en las tiendas. Es un artículo básico de la canasta familiar.

A lo anterior se suma el problema más grave de la economía arrocera sigue siendo el contrabando del cereal, procedente de Ecuador y Perú, cuando no de los países asiáticos por Venezuela con un arroz de menos calidad, de allí llegan anualmente entre 350.000 y 400.000 toneladas y ello agobia la economía, la siembra del grano y el mercado interno.

“Pese a que los precios al productor de arroz han caído desde noviembre pasado 25%, la situación no se está reflejando en el precio al consumidor”, dijo el Gerente de Fedearroz Rafael Hernández Rodríguez.
El gobierno nacional debe tomar serias y eficaces medidas tendientes a favorecer a los arroceros o estaremos condenados a la ruina total, dijo un dirigente agrario.