Reina de la Escopolamina aceptó otro asesinato en Campoalegre

0
863

yadira la reina del furadan
De nuevo en los estrados judiciales, Yadira Narváez Marín, más conocida como la Reina de la Escopolamina, ahora debe responder por la muerte de Ferney Lozano Lizcano.

Narváez ya tiene tres condenas por homicidio y ayer aceptó los cargos por el mismo delito en concurso heterogéneo con hurto calificado y agravado.

En la audiencia de imputación, el fiscal Quinto Seccional relató lo acontecido en el barrio Los Almendros el 3 de septiembre de 2011. Lozano Lizcano apareció muerto y sin su herramienta de trabajo: su moto. La causa del deceso fue haber ingerido un fungicida que la homicida le hizo consumir para robarlo. “Lo dejó en un estado de total indefensión. Y quiso hacerlo, era consciente de que matar y apoderarse de la moto era contrario a la ley”, subrayó el representante del órgano acusador.

DSC09590Esa es su manera de operar: dar fungicidas a sus víctimas para luego aprovechar y quitarles sus pertenencias. Sus cerca de diez víctimas, por lo general mototaxistas, murieron en los departamentos del Caquetá, Tolima y Huila. En el caso de Ferney Lozano Lizcano el Fiscal la declaró autora dolosa, es decir, que todo lo que hizo fue conscientemente. La nueva pena que podría pagar sería de 33,3 años a 50 años. Sin embargo, por aceptar su responsabilidad, recibiría una rebaja hasta del cincuenta por ciento.

En la diligencia judicial siempre mantuvo la mirada hacia el suelo. “Ella no se deja ver la cara. La vez pasada estuvimos en un despacho pequeño y nunca me miraba”, contó Luz Adriana Montano, esposa del mototaxista asesinado que llevaba cuatro años en el oficio. Lozano Lizcano tenía 36 años y dejó huérfanos a cuatro hijos. La menor, de 18 meses, fruto de su relación con Montano. Para ella todo lo que pasó fue “tremendo”.

Por: Paulina Maria Yañez Vargas