La Opinión De Néstor Pérez Gasca: La segregación a Cuba


La Opinión De Néstor Pérez Gasca: La segregación a Cuba En Colombia poco o nada me asombra los ridículos sucesos que en algunas ocasiones alimentan la opinión del panorama nacional. Si bien es válido que los sectores se pronuncien como a bien lo tienen, por ser un derecho fundamental, lo que me parece grotesco es esa intención “oscura” de desinformar y tergiversar lo real y hacerlo parecer como amenaza.

Así se ha registrado en las últimas horas por parte de ciertos sectores y líderes, que se enfrascaron en una discusión inverosímil, con el objetivo de alimentar el odio y la animadversión de los grandes profesionales de la medicina cubana, que aparte de ser víctimas de haber nacido en un país con libertades restringidas, son hoy segregados por otros símiles ciudadano americanos (desde Alaska hasta la Patagonia) que piensan que aquellos profesionales de la salud son una plaga o una clase de infiltrados “comunistas” que quieren venir a  invadir lo que nos queda de territorio.

Y no hay cuña que aprete más que la del mismo “esclavo”, la diferencia de los cubanos es que desgraciadamente han estado encadenados a un régimen unifamiliar, mientras el nuestro -más desafortunado- ha sido sometido a un régimen multifamiliar, eso que llamaban por antonomasia: el frente nacional, no ha sido nada distinto al nepotismo que en vez de extinguirse ha evolucionado, a tal punto que ya no se habla de figuras políticas, sino de clanes. La intención del constituyente en el Artículo 42 de nuestra Carta Magna, se inspiró en la familia como el núcleo fundamental de la sociedad, pero no se refería exclusivamente a la familia: López Gómes, Vargas Lleras, Pastrana, Chard, Uribe y, aquellos grupos familiares que en las provincias acuciosamente se han encargado de la repartición del poder, con la premisa de que ¡la familia va primero! esta parece ser la consigna de la clase política, que como en sus empresas,  designan a sus sucesores para el ejercicio de la administración pública.

Mientras a nosotros lo único que nos dejan son las “migajas” de la discordia, nos ponen en contra unos a otros; es como poner a “debatir” la mula y el burro cuando son de la misma especie. Generar miedo a través de las mentiras es el mejor negocio de la política, pues los borregos y mulas, siguen mentiras que se hacen pasar como realidades absolutas, nada más fantasmagórico que las noticias falsas sobre paradigmas como el del socialismo o comunismo del siglo XXI. Las misiones médicas de Cuba son tan antiguas como el “Castrismo” es un producto de excelsa exportación que supera los ingresos del turismo, y exportan médicos y tabacos porque no tienen una orografía y grandes extensiones donde se pueda explotar el café, petróleo y “drogas”, como lo hacemos en nuestro biodiverso país.

Nos hemos olvidado que somos una gran aldea  globalizada, somos ciudadanos del mundo, las fronteras son imaginarias, me gustaría ver a nuestros líderes rechazar con vehemencia todas las porquerías que nos atarugan como: el fracking, soldados extranjeros, productos nocivos para la salud, semillas transgénicas, entre otros.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver tambien

70 Nuevos Casos de Covid en el Huila

Mediante Boletín 138 La Sala de Análisis del Riesgo del Huila confirmó 70 nuevos casos pos…