LIBARDO CARVAJAL OLAYA “El campoalegruno que le habla al oído al alcalde de Neiva”!

2
1072


Libardo Carvajal Olaya, “Pacho” como lo llaman sus amigos, es el campoalegruno que le habla al alcalde de Neiva al oído, tiene (36) años de edad, es el segundo de los cinco hijos de don Elibardo Carvajal Cuéllar y doña Nohora Olaya, realizó su primaria en la Escuela Central de Varones y su bachillerato en el Colegio Municipal Eugenio Ferro Falla, en su infancia fue ciclista del club ciclo Llano Grande donde entre otros logros fue campeón departamental de ruta y contra reloj de la categoría infantil en el año de 1.990.

Terminada su secundaria fue conductor de un Ford Mercury durante cinco años, oficio que alternaba con sus estudios universitarios; en el año 1999 obtuvo el título de Ingeniero Industrial en la Universidad Cooperativa de Colombia, y fue nombrado gerente de la Cooperativa de Transportadores de Campoalegre COOTRANSCAM hasta el año 2003; para esa misma época lo eligieron presidente de la Asociación de Comerciantes de Campoalegre; al mismo tiempo promovió la creación del cuerpo de bomberos voluntarios de Campoalegre, siendo uno de sus fundadores y el primer presidente del consejo de oficiales.

Para el período (2004 – 2007) fue elegido concejal del municipio de Campoalegre, en el año 2005 ocupó la presidencia del concejo y la presidencia de la Asociación de Concejales del Huila; en el mismo año es víctima de un atentado terrorista por parte de la guerrilla de las Farc junto con sus compañeros de cabildo en el restaurante Puertas del Sol, donde resultó herido y falleció su señora esposa María Angélica Cardozo Tovar y tres personas más, situación que lo obligó a asilarse en Chile; allí se especializó en Ciencias Económicas y Administrativas en la Universidad Autónoma de Chile.

En el año 2007 regresa a Colombia, termina su período de concejal; a partir del año 2008 se desempeñó como asesor financiero y de planeación de los municipios de Pitalito, Campoalegre y Colombia; en el año 2009 fue nombrado como el primer Director de Tránsito Municipal de Campoalegre, en el 2010 pasó a ser jefe de control interno del mismo municipio; en el 2011 se graduó como especialista en Ingeniería Ambiental en la Universidad Surcolombiana y asesoró en temas de planeación y medio ambiente a los municipios de Hobo, Rivera, Villavieja, Tello y Baraya; en el 2012 ha sido invitado por la Escuela Superior de Administración Pública y por la Contraloría General de la República, en la ciudad de Neiva a dictar conferencias en planes de desarrollo local; actualmente convive con su nueva esposa, la bacterióloga Constanza Molano Cuéllar y sus hijos Adelaida y Juan Manuel; y se desempeña como asesor de despacho del alcalde de Neiva donde es miembro del consejo consultivo de planeación y coordina el plan de desarrollo.

Ha sido secretario general encargado, secretario de cultura encargado y alcalde encargado de Neiva, convirtiéndose en el funcionario que más cargos directivos ha desempeñado en la actual administración y uno de los más connotados miembros del gabinete municipal, que contribuyen para que el alcalde de Neiva Pedro Suárez, esté catalogado como uno de los diez mejores alcaldes del país.

Para Libardo, hablar con la gente no es difícil, creció entre sus paisanos, aprendió a quererlos y a respetarlos, no en vano le apodaron “Pachito” por sus jovialidad y solidaridad, un sentimiento que ha cultivado desde niño y que hoy le permite gozar del aprecio de todos, pues para “Pachito” haber sido transportador, manejando aquel viejo Ford Mercury, haciendo acarreos y luego ser el gerente de la principal empresa transportadora de Campoalegre, fue el inicio de su vida pública al servicio de sus paisanos, desde entonces no ha dejado de trabajar en el desarrollo de su tierra natal, dejando honda huella a su paso por las dignidades y responsabilidades que le han encomendado, hoy día es la carta que un amplio segmento de la sociedad campoalegruna, tiene para hacer el relevo generacional en la dirección del municipio, su trayectoria y sentido de pertenencia, revestido de las ganas de trabajar, son el pilar para proyectarse como futuro alcalde de Campoalegre.