‘Pesadilla fiscal’ por Eje Lúdico en Campoalegre

1
837


Duro control de advertencia de la Contraloría Departamental del Huila a la Administración Municipal de Campoalegre para que haga efectiva la vigilancia sobre la construcción del denominado Eje Lúdico de esta localidad, que ha generado múltiples quejas ciudadanas. Contrato de 1.700 millones de pesos y presuntos incumplimientos del contratista en la mira del organismo de control. Investigan subcontratación.

La soñada obra que se proyectaba cambiaría la cara urbanística del municipio de Campoalegre, el Eje Lúdico, se convirtió en un drama para los habitantes del sector y en una ‘pesadilla fiscal’ para la actual Administración que fue objeto de un duro control de advertencia por parte de la Contraloría Departamental del Huila.

El ente de control denuncia una falta total de supervisión a la ejecución del convenio, por una suma de $1.700 millones, por parte de la Administración Municipal, hasta el punto de “estar completamente desinformados sobre el estado actual del contrato, la cantidad de obra recibida, la cantidad de obra que falta por ejecutar, etc.”.

Y es que la construcción del Eje Lúdico, Cultural y Peatonal de la carrera novena, contratada por el pasado Gobierno Municipal gracias a un empréstito interno y de pignoración de rentas con el Instituto Financiero de Desarrollo del Huila(Infihuila), buscaba mejorar la movilidad, la normalización de andenes para las personas con discapacidad, darle importancia al sector comercial y asegurar el adecuado uso de peatonales y vehículos que transiten por la vía y darle funcionabilidad a la misma. Sin embargo, hoy la historia es totalmente distinta.

La inversión de 1.700 millones de pesos, según las quejas ciudadanas en la Contraloría Departamental del Huila, no solucionó nada y por el contrario denuncian “el empozamiento de agua que se produjo después del cambio de alcantarillado y el proyecto de embellecimiento de la carrera novena”, afectando a los vecinos y comerciantes del sector.

Adicionalmente, los aquejados con los trabajos en carta enviada a la alcaldesa Neyla Triviño Rojas solicitan su colaboración “para que antes de ser recibida la obra de adecuación de dicha vía se exija al contratista la total terminación y corrección de anomalías que presentan como la evacuación de las aguas lluvias al no tener un nivel adecuado para la recolección de éstas”.

‘Falencias de una contratación’

Según documentos, la Administración Municipal de Campoalegre el 14 de diciembre de 2010 realizó los estudios previos para la construcción del Eje Lúdico, en los cuales se establece la necesidad de suscribir un contrato interadministrativo con la Fundación para el Bienestar Global, sustentada en que es una “entidad de derecho público de reconocida idoneidad, con capacidad para ejecutar las actividades directamente relacionadas con el objeto a contratar y con la experiencia técnica y administrativa requerida para garantizar la eficaz ejecución del proyecto, en atención a que el tiempo disponible no permite adelantar un procedimiento de la licitación pública”.

Mediante Resolución No 369 del 20 de diciembre de 2010, la Administración Municipal justifica la contratación directa con la Fundación para el Bienestar Global, retomando los argumentos expuestos en los estudios previos y agregando que “la Fundación tiene experiencia acreditada, capacidad técnica, administrativa y de gestión, como ejecutora de proyectos de infraestructura vial y de edificaciones”.

Sin embargo, para la Contraloría esta modalidad de contratación “puede estar siendo utilizada de manera indebida, limitando la libre concurrencia, principio que permite la abierta confrontación de propuestas para obtener la escogencia de la más favorable, mediante la existencia de bases reales, que en ocasiones no se presentan en el trámite directo”.

“No obstante, siendo un procedimiento de selección establecido dentro de la ley, su publicidad es limitada o parcial, por el alcance restringido que tiene la invitación a contratar, la cual se dirigió directamente a la Fundación para el Bienestar Global. Esta circunstancia podría estar afectando los principios de transparencia, responsabilidad y el deber de selección objetiva”, precisa informe del Organismo de Control .

Adicionalmente, la Contraloría Departamental del Huila “pudo constatar que la Fundación para el Bienestar Global, presuntamente, carece de idoneidad para la ejecución del contrato….,” pues a pesar de haber “suscrito numerosos contratos de manera directa con entidades públicas, no los ha ejecutado de manera directa, lo que indica que no posee la experiencia necesaria para la ejecución del objeto del contrato, puesto que tan sólo se limita a suscribir los respectivos convenios y a subcontratar la totalidad de los objetos contractuales”.

En la evaluación de la Contraloría se estableció que la Fundación no es la persona que realiza el trabajo y por lo tanto no desarrolla el objeto contractual, por el contrario procedió a contratar a Carlos Manrique Saavedra para la ejecución de las obras y a Mario Hernández Valenzuela para ejercer la interventoría, contraviniendo la cláusula décima segunda del contrato que prohíbe la cesión, al igual que el artículo 41 inciso tercero de la Ley 80 de 1993.

‘Presuntos incumplimientos’

La anterior administración pago el contrato de contado sin antes empezar la obra de la carrera novena.

Los resultados de las investigaciones, adelantadas por la Contraloría Departamental del Huila, revelan que el contrato interadministrativo se pactó un plazo inicial de ejecución de cuatro meses, contados a partir del 22 de diciembre de 2010, fecha en la cual se suscribió el acta de inicio.

No obstante, de acuerdo con lo establecido en la evaluación especial adelantada, “transcurridos 19 meses y 10 días desde el inicio de la ejecución, la obra no ha sido terminada por el contratista, que según la evaluación practicada por este Ente de Control obedece a múltiples inconvenientes que se han presentado para la ejecución de la obra debido a la falta de planeación de la Administración Municipal”.

Entre esos aspectos se mencionan haber iniciado la construcción del eje lúdico sin que se hubiese terminado la obra del alcantarillado por la misma vía, contraviniendo lo ya establecido en los estudios previos, según los cuales esta obra se ejecutaría una vez hubieran culminado las obras de reposición de alcantarillado de aguas lluvias y aguas servidas de la carrera novena.

Asimismo, debido a las falencias denunciadas por la comunidad, la Administración Municipal contrató al ingeniero Rafael Andrés Morantes Medina para que realizara informe técnico de los trabajos ejecutados en la carrera novena del municipio, cuya conclusión expresa la problemática especialmente del pavimento flexible instalado en lo que se refiere al contrato del eje lúdico y la existencia de irregularidades en la ejecución de redes de acueducto y alcantarillado, éste último contratado con recursos de la Nación.

No obstante, para la Contraloría “el informe no cuantifica la cantidad de los daños ni el valor para su restitución, por lo tanto no es idóneo a la Administración para exigir la restauración de las obras ni cuantificar presunto detrimento de los recursos invertidos”, precisa la Contraloría.

La obra, irregularidades y responsables

El objeto del contrato incluía recuperar la placa asfáltica en 5.20 ancho y 964ml de la carrera novena, con espesor de 6cm., iniciando en la calle 24 hacia el sur; la ampliación de la zona peatonal a 3m de ancho, en adoquín, ar4borizada, con redes subterráneas para alumbrado público y acometidas domiciliarias, señalización vial, reductores de velocidad, marcación de cebras para paso peatonal, habilitación funcional para uso de personas con discapacidad, amoblamiento urbano y paisajístico, de acuerdo a los diseños y cantidades de obra.

A la fecha la Administración no conoce el desarrollo y ejecución de las obras contratadas con la Fundación para el Bienestar Global, el contrato interadministrativo que respalda la inversión de los recursos no ha sido recibido, ni terminado ni liquidado, ya la fecha se encuentra suspendido sin fecha específica de reinicio, motivo por el cual, según la Contraloría, no se contempla el estudio de presunto daño al patrimonio del municipio de Campoalegre, por lo que se hace necesario adelantar una nueva evaluación especial una vez el Municipio reciba la obra para verificar si efectivamente el contratista cumplió a cabalidad con los ítems contratados.

Respecto a las presuntas irregularidades en la ejecución de las obras del eje lúdico, la Administración Municipal saliente tiene responsabilidad al no entregar informe detallado en cantidades, calidad de obra y recursos invertidos en la ejecución de las actividades a diciembre 30 de 2011 teniendo en cuenta el contrato suscrito con la Fundación, anota el informe del ente de control.

Agrega que “pero tiene también un compromiso grande la presente administración, dado que a la fecha no tiene claros los aspectos administrativos, legales y técnicos correspondientes a las obras ejecutadas por el contratista para exigir su cumplimiento e inversión de los recursos del Municipio que fueron entregados a la Fundación para el Bienestar Global”.

Escrito Por: Heber Zabaleta Parra